martes, 5 de junio de 2018

Día siete

REFLEXIÓN DIARIA: ¿Completamente listo?
"Este es el paso que separa los hombres de los niños... La diferencia entre los niños y los hombres es la diferencia entre aquel que se esfuerza por alcanzar un objetivo marcado por él mismo, y aquel que aspira a alcanzar el objetivo perfecto que es el de Dios. Se sugiere que debemos llegar a estar enteramente dispuestos a alcanzar la perfección... Al decir: '¡Nunca, jamás!', cerramos nuestra mente a la gracia de Dios... Este es el punto en el que abandonamos los objetivos limitados, y nos acercamos a la voluntad de Dios para con nosotros." (Doce pasos y doce tradiciones, p. 60, 65 y 66).

Hay cuatro cosas que hoy se con certeza absoluta:

Que amo a mi familia.

Que amo a Gonzalo.

Que amo a mi perra.

Que no hay nada mejor que un mate caliente y bien amargo por la mañana.

Feliz semana!!!

Bandida jugando con un chicho nuevo del barrio

3 comentarios:

  1. Gloria a Dios. Al menos podemos empezar el día por enumerar algunas certezas...Ya es un buen comienzo ¿cierto?

    ResponderEliminar
  2. Hola María!
    Una de las cosas que he aprendio con el paso del tiempo es lo importante que son las personas de tu alrededor, sobre todo la familia.
    Por aqui somos mas de cafe...jeje
    Me encanta ese momento de la foto.
    Venga, besos!

    ResponderEliminar